Lecciones de La vaca púrpura de Seth Godin

Se podría resumir “La vaca púrpura”: Diferénciate para transformar tu negocio de Seth Godin,  en ¿Cómo Resaltar y conseguir la Excelencia? En este post vamos a destilar la esencia de este titulo deliberadamente original y explicarte como su autor consigue su objetivo.

Durante un día de vacaciones, Seth Godin observaba con interés una manada de vacas. Poco a poco, se acostumbró a ver estas vacas, siempre las mismas, y terminó por encontrar este espectáculo aburrido. Podría haber renovado su interés si hubiera habido algo llamativo, como una vaca púrpura. Esta se saldría automáticamente del lote. El autor hace la analogía de la vaca púrpura con un producto (o marca).

El “marketing excepcional” es el arte de construir algo que vale la pena ver, ver y reconocer en su producto. Como una vaca que sería púrpura. Porque lo que no es notable es invisible. Pero, ¿por qué es tan importante generar esta atención?

Vivimos en un mundo en el que tenemos más y más opciones y menos tiempo. por lo tanto, el comportamiento lógico para un consumidor en estas circunstancias, es ignorar las nuevas opciones disponibles para él. Sin mencionar que la mayoría de los problemas comunes de las personas están resueltos. Es por estas razones que debemos lograr distinguirse de la multitud siendo sobresaliente.

Lo opuesto a algo sobresaliente es algo “muy bueno”, en otras palabras aburrido! Un producto notable es extraordinario, inesperado, innovador, contundente, atrevido. Para resaltar, uno tiene que atreverse a tomar riesgos, sorprenderse y hablar sobre uno mismo.

“Ser el primero en un nicho es mucho mejor que ser el segundo en un mercado masivo”.

Es difícil seguir los pasos del líder de su mercado, porque puede haber hecho algo extraordinario para ser el primero. Si ya se ha hecho, difícilmente podrás conseguir ser notable en este campo.

Pero Seth Godin aboga por centrarse en un nicho de mercado que puedes dominar, en lugar de querer atacar un mercado de masa saturado. Con el siguiente enfoque: primero encuentras tu nicho de mercado y luego creas tu producto notable, y no al revés.

Te puedes hacer la pregunta: ¿Es mi producto el mejor en todo lo que merece la pena ser tomado en cuenta?

Las 3 eras de la publicidad:

Actualmente estamos viviendo en la tercera era de la publicidad y hoy en día, tener notoriedad ya no es suficiente. Las ventas ya no reposan únicamente sobre la acción del consumidor. Estas eras se desglosan de la siguiente manera:

Antes de la era de la publicidad: Hubo el boca a boca, como en cualquier mercado de la antigua Roma donde el pescadero que vendía un producto particularmente bueno conseguía que cada persona que lo comprara se lo contara a sus amigos y sus amigos y familiares.

Durante la era de la publicidad: En los siglos XVIII / XX, apareció una gran prosperidad y un deseo infinito de consumidores siempre insatisfechos, así como un poder creciente de los medios de comunicación, sobre todo la televisión.

Después de la era de la publicidad: el poder de las nuevas redes. Ideas notables se están propagando a través de ciertos segmentos de la población a una velocidad asombrosa.

Antes, era suficiente con crear productos comunes y combinarlos con un marketing potente. Pero las reglas han cambiado: debemos crear productos extraordinarios y audaces que la gente buscará. Esto significa que el marketing no viene después del producto sino que está completamente integrado con él. Es necesario pensar en toda la experiencia del producto o el servicio, para que este último salga del lote. Esto requiere que el enfoque de los publicistas dentro de la compañía, tomen parte muy pronto en el desarrollo, desde la misma concepción y producción del producto. Pero eso no es todo.

Hoy en día, también debes comunicar por qué hace lo que haces antes de explicar lo que estás haciendo. En otras palabras, hay que dar sentido a tu enfoque, a tu producto y a tu negocio.

El ciclo mágico de la vaca.

1) Obtén el permiso de las personas que primero impresionaste.

2) Trabaja con los influencers de este mercado, de este público, para facilitar la difusión de tu concepto.

3) Una vez que hayas pasado de un gran producto a un producto rentable, es hora de permitir que otro equipo continúe ordeñando esa vaca.

4) Lanzar otra vaca púrpura al misma audiencia.

No arriesgarse es más peligroso que correr riesgos. 

Al final comprendes que tienes que crear algo muy llamativo para destacar hoy en día, como una vaca púrpura mezclada entre vacas marrones, negras y blancas. Seguir las tendencias sin hacer ruido no hará que te abras paso y permanecerás invisible.

Si deseas que tu producto llegue a una gran cantidad de consumidores, concéntrate primero en los primeros usuarios: aquellas personas a quienes les gusta probar primero. ¿Pero cómo?

Identificando los clientes más rentables y aquellos que ya están difundiendo lo que haces (el 20% de los consumidores que ya son fanáticos de lo que haces). Centra tu comercialización en estas dos categorías de consumidores que ya adhieren.

Finalmente, piensa en un ciclo de mejora continua de tu producto e ideas que lo acompañan, para mantener la audacia y seguir generando sorpresa y excelencia.

El libro de Seth Godin es mucho más enriquecedor de lo que uno podría pensar y te quedarás con muchas anécdotas e ideas prácticas que podrás poner en obra al día siguiente.

4 comments

  1. Leon90

    Gracias !! ME ahorre comprar el libro 🙂

  2. Yanis P

    imprescindible ! se lee en 2 días. me ayudo mucho en abrir los ojos a mis clientes.. sobre todo los que aún viven en el siglo pasado.

  3. martin

    buenisimo gracias!!!! algun consejo para aplicar la vaca purpura en redes sociales??

    • web24media

      Ten en cuenta que una marca tiene muy poco tiempo para mostrar un impacto que haga que te enamores de ella y le sigas. Personalmente no me gusta seguir a cualquier marca, y cuando lo hago, es porque me identifico con ella, con su filosofía y con el tipo de publicaciones que hace en redes sociales. Una marca ha de ser directa, hablar de tú a tú, y que sobre todo se note que ha puesto un extra de mimo y una pizca de cariño e interés en lo que hace. Que no hable de su libro continuamente, sino que se preocupe en crear interacción para crear una comunidad.

Post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies para ofrecerle una mejor experiencia de navegación. Al continuar navegando, usted acepta nuestra
es Spanish
X