La guía de supervivencia de transformación digital

Para ayudarte a que estés preparado para los desafíos que se avecinan, te mostramos lo que algunas de las mejores mentes de la industria tienen que decir sobre la transformación digital, incluido lo que puede salir mal.

El camino hacia la digitalización está plagado de costosas fallas tecnológicas. Gartner ha pronosticado que el 75% de las empresas se transformarán a digital en este 2020, o al menos se prepararán para el cambio. Lo trágico es que solo el 30% de esos intentos serán exitosos.

Cómo crear una pequeña empresa sin dinero

Hoy en día, iniciar un negocio sin dinero es completamente factible, incluso, es más fácil que cuando Google, Apple, Disney, Mattel, y Harly Davidson, en aquella época iniciaron sus negocios en un garaje.
La verdad es que nunca antes había sido tan fácil y barato pasar de la idea de inicio a construir algo de valor y llegar a nuestros clientes potenciales.
Podemos preguntarle, por ejemplo, a un trabajador del área de la limpieza, que solía poner volantes en los tableros de anuncios de las tiendas de comestibles y ahora, se anuncia a través de Google a las personas que buscan “limpieza de hornos libre de tóxico” en su ciudad.

Nada es permanente, excepto el cambio

¿Por qué deberíamos seguir siendo los mismos?

Nosotros, los sapiens, preferimos la estabilidad y la consistencia al caos y la confusión. Sin embargo, a pesar de nosotros, ahora estamos inmersos en un mundo al revés por un enemigo pequeño e invisible. Muchos de nuestros puntos de referencia han fallado. El mundo ahora es aún más complejo, impredecible e incierto que antes. Nada volverá a ser igual, pero ya lo sabíamos, ¿no? Deja que todo se mueva, evolucione y que nada sea permanente… ¡excepto el cambio! El mañana probablemente nunca volverá a ser el mismo, entonces, ¿por qué nosotros deberíamos seguir siendo los mismos?

Cómo captar lo que tu cliente quiere

Si hay una falla recurrente de las empresas con los canales digitales que se suelen utilizar, es que no son lo suficientemente conscientes de las necesidades y preferencias reales que tienen sus clientes en las estrategias omnicanal.

La forma de interacción que mantiene un cliente con determinada empresa hoy es día es completamente distinta, y este cambio se dio para siempre. Atrás quedó aquello de no conocer la voz y el rostro de quienes están detrás de grandes marcas, los clientes ahora tienen una cantidad sin precedentes de formas de interactuar con las empresas, desde canales tradicionales hasta una variedad cada vez mayor de modos digitales. 

Los 50 principales intercambios de Criptomonedas para comerciar en 2020

Según datos de coinmarketcap.com, hoy en día existen más de 4.900 criptomonedas, que operan en más de 20 mil mercados, con más de 300 intercambios registrados.

Con tantas plataformas disponibles para poder comprar y vender monedas digitales, es fácil quedarse atrapado tratando de elegir el mejor intercambio para comenzar en este negocio. Por eso, te mostramos en esta lista los 50 principales intercambios en 2020 en función de los volúmenes de negociaciones reales, la accesibilidad en diferentes ubicaciones geográficas, la liquidez, la calidad del mercado y el equipo / gestión detrás de la plataforma.

Cómo hacer un plan de Marketing Digital paso a paso en 2020

Lanzarse a crear perfiles sociales sin tener un plan de marketing digital es uno de los errores más comunes (y graves) que cometen muchas pequeñas empresas.

No tener unos objetivos y el plan de acción que permita alcanzarlos, es como navegar en un barco sin rumbo.

Actualmente, el 95% de las pymes hacen publicaciones en redes sociales sin tener un criterio táctico, y esto es lo que llamamos la técnica de rellenar.
Si quieres tener visibilidad en los motores de búsquedas, así como en las redes sociales, es imprescindible tener un plan de marketing digital. Aunque las redes sociales han creado el mito de que todo es gratis, debes recordar que la gestión y planificación no lo es.

Es fundamental tener personal cualificado para gestionar una presencia digital corporativa, y no el típico sobrinity manager que “sabe” manejar las redes sociales.
Porque es necesario generar contenidos, humanizar la marca, crear anuncios de publicidad, enviar campañas de email marketing, monitorizar las métricas de rendimiento, etc.

¿Qué es el plan de Marketing?

El plan de Marketing es, en definitiva, un documento que contiene toda la información necesaria para llegar a nuestra meta. Sin embargo, es importante recordar que el plan de marketing digital es una parte del Plan de Marketing, y debe estar alienado con los objetivos del negocio.
Ya no está de moda hacer planes de marketing que resultan infumables. Es decir, son demasiadas páginas e información poco relevante.
Un buen plan de marketing es aquel que está ideado para separar el polvo de la paja e ir al grano son muchos rodeos. Dicho esto, el plan de marketing deberá tener como máximo, dos páginas a dos caras.
La primera página debe tener una información resumida sobre el análisis de la situación digital y los objetivos de marketing. Y en la segunda página, las estrategias y tácticas así como los KPIs que vamos a medir.

Cómo hacer un plan de marketing digital paso a paso
Con este artículo, queremos animarte a crear un plan de Marketing Digital paso a paso, con 5 claves que son fundamentales para llevarte al éxito.

Paso #1: Análisis

El primer paso para crear un plan de marketing digital es realizar un análisis de la situación digital, y debes tener en cuenta que esta investigación consiste en hacer tres tipos de análisis:

Análisis interno

Aquí será necesario hacer un diagnóstico que permita conocer la situación actual de nuestra empresa. Esto nos ayudará a identificar en qué punto se encuentra el negocio, así como a detectar las posibles mejoras para optimizar la presencia digital.

Para ello, debemos analizar los 7 puntos más importantes de nuestra situación digital interna que son:

  • Sitio web: ¿WordPress o plataforma gratuita como Wix? ¿Es responsive?
  • Blog: ¿Está actualizado? ¿Cuál es la frecuencia de publicación? ¿Hay un calendario editorial?
  • SEO: ¿Rankeamos en la primera página de Google? ¿Cuál es nuestra posición orgánica? ¿Qué palabras nos posicionan?
  • Redes sociales: ¿Se actualizan diariamente? ¿Cuál es el índice de participación? ¿Quién es el responsable?
  • Email Marketing: ¿Cuántos subscriptores tenemos? ¿Porcentaje medio de apertura? ¿Porcentaje medio de clicks?
  • Publicidad digital: ¿Cuáles son las métricas en Adwords, Facebook Ads, Twitter Ads, LinkedIn Ads?
  • Analítica Web: ¿Cuánto es el tráfico de visitas? ¿Qué páginas son más visitadas? ¿Número de conversiones? ¿Cuál es el tiempo de permanencia?

Análisis externo

En este tipo de análisis debemos investigar a fondo el mercado y sector donde competimos, así como la tendencia para el futuro.
Y es que, conocer si estamos compitiendo en un mercado que es maduro o emergente determinará mucho las acciones que vayamos a realizar.
Hablamos de mercado maduro cuando hay mucha competencia, y de mercado emergente cuando hay poca competencia.
Cuando se analiza el mercado es necesario identificar quién es nuestro público objetivo, aunque en algunos casos pueden existir varios públicos objetivos (Ej: vendes ropa para hombre y también para mujer)
Una vez que identificamos a nuestro público será imprescindible crear el perfil de nuestro cliente ideal en función de sus intereses, comportamientos, preocupaciones, demografía, etc.
Por otra parte, hacer una investigación a nuestra competencia más directa permitirá saber dónde tienen presencia digital, qué acciones han conseguido buenos resultados, y los errores que han cometido.

Análisis DAFO

También conocido como FODA o DOFA es la mejor herramienta para conocer la situación real en la que se encuentra una empresa.
Este tipo de análisis nos permite descubrir cuáles son nuestras fortalezas y debilidades a nivel interno, y oportunidades y amenazas a nivel externo.
De esta manera podemos determinar cuáles son las acciones que podemos ejecutar para aprovechar las oportunidades detectadas, así como estar preparados contra las amenazas, teniendo conciencia de nuestras fortalezas y debilidades.

Toda la información recopilada de este análisis será clave para diseñar nuestras estrategias en el plan de marketing digital.
Las siglas DAFO están compuestas por los siguientes términos:

  • Debilidades: los puntos débiles (nuevos en el sector, baja notoriedad de marca, etc.)
  • Amenazas: En entorno (competencia, situación financiera, recursos humanos, etc.)
  • Fortalezas: Los puntos fuertes (amplia experiencia en el sector, precio más barato, etc.)
  • Oportunidades: Las tendencias (estilos de vida saludable, incremento en la reparación de móviles, etc.)

Para diseñar tu análisis DAFO es recomendable añadir mínimo 3 y máximo 5 puntos de cada una.

Paso #2: Objetivos

El segundo paso en un plan de marketing digital es definir los objetivos que deseas conseguir para un plazo de tiempo específico.
Como norma general, la planificación de estrategias en un plan de marketing digital es como mínimo 6 meses, y 12 meses máximo.
Tener bien definidos los objetivos es de vital importancia, ya que así no perdemos el rumbo a la hora de establecer qué estrategias y acciones se van a realizar.

Los objetivos dependerán mucho de la situación digital actual, así como de los recursos humanos y económicos que tenga la empresa.
También debes recordar que para medir el retorno de inversión (ROI), de tus estrategias, será necesario definir unos objetivos SMART.
Y es que, los objetivos SMART deberán ser: específicos, medibles, alcanzables, relevantes y temporales.

Existen diferentes tipos de objetivos que podemos definir en el plan de marketing digital:

  • Branding: dar a conocer nuestra empresa y los servicios o productos que vendemos.
  • SEO: optimizar el posicionamiento web y aumentar el tráfico orgánico.
  • Leads: generar una base de datos con clientes potenciales para construir una relación vía email marketing.
  • Ventas: aumentar las compras de nuestros productos o la contratación de nuestros servicios.
  • Retención y fidelización: afianzar nuestra relación con los clientes mediante las promociones exclusivas.

A la hora de establecer los objetivos SMART en tu plan de marketing digital, es recomendable que sean máximo 5 o 4. Partiendo de esa base, algunos ejemplos de objetivos SMART pueden ser:

  • Aumentar un 20% el tráfico de visitas en 6 meses.
  • Reducir un 10% el porcentaje de rebote en 3 meses.
  • Incrementar un 30% las conversiones de leads cualificados en 4 meses.
  • Conseguir hasta un 45% la tasa de apertura en email marketing en 6 meses.
  • Impulsar un 15 % las ventas de nuestra tienda online en 6 meses.

Paso #3: Estrategias y tácticas

El tercer paso en nuestro plan de marketing digital es definir qué camino vamos a seguir. Tanto las estrategias como las tácticas van a depender siempre de nuestros objetivos, pero como ya lo hemos comentado, los recursos humanos y económicos también van a determinar si es posible alcanzarlos.
En definitiva, aquí será necesario establecer qué vamos a hacer para cada objetivo.

Supongamos que hemos definido los objetivos, y vamos a establecer las estrategias y tácticas correspondientes:

Objetivo 1: Mejorar el posicionamiento web orgánico
Estrategia: crear un blog corporativo/ optimizar el contenido del blog.
Táctica: publicación de artículos educacionales / actualizar los contenidos antiguos.

Objetivo 2: Generar más leads cualificados
Estrategia: diseñar una página de aterrizaje.
Táctica: crear un webinar o Ebook gratuito.

Objetivo 3: Reducir los abandonos en el carrito de compras.
Estrategia: mejorar la experiencia de usuario.
Táctica: analizar el formulario de pedido.

Objetivo 4: aumentar la notoriedad de la empresa
Estrategia: crear página de Facebook y canal de Youtube.
Táctica: creación de contenidos educacionales y videos tutoriales.

Debes recordar que todo plan de marketing digital debe marcarse un reto claro y un territorio por donde moverse.

El reto debe estar en línea con los objetivos marcados, definiéndolos así:
Convertirnos en la mejor plataforma de empleo juvenil.
Posicionar la marca en el mercado de nutrición ecológica.
Destacar en redes sociales frente a nuestra competencia directa.
Ser un referente en el sector de la restauración de bienes culturales.
Respecto al territorio, es necesario establecer un marco de actuación, y no en términos geográficos sino en cuanto a mercado.
Es decir, supongamos que tu empresa vende repuestos exclusivos para motos. Aquí no es lo mismo vender en el territorio para alquiler de motos, que para reparación de motos como tal.

Paso #4: Acciones

El cuarto paso en un plan de marketing digital es definir una hoja de ruta que nos permita alcanzar los objetivos SMART.
Todo plan de marketing requiere de un desarrollo táctico que haga realidad en plan estratégico. Es el cómo hacer las cosas en el corto plazo.
Un plan de acciones debe responder a las siguientes preguntas para que se pueda llevar a cabo:

  • ¿Por qué digo las cosas?
  • ¿Qué tengo que decir?
  • ¿A quién se lo digo?
  • ¿Cuándo se lo comunico?
  • ¿Dónde se lo comunico?
  • ¿Cómo lo hago?
  • ¿Cuántas veces tengo que decirlo?

Si has contestado estas preguntas tienes desarrollado el plan táctico de tu plan de marketing digital.
Una vez identificados qué objetivos deseamos conseguir y cómo lo vamos a realizar con nuestros recursos disponibles, debemos ir al cómo.
Para ello, y teniendo en cuenta la serie de preguntas anteriores, tenemos que diseñar nuestro plan de acciones. Este debe contener los siguientes 9 campos e información:

  • Objetivos
  • Medio/ canal
  • Quién
  • Qué
  • Dónde
  • Cómo
  • Cuándo
  • KPIs
  • Inversión.

Paso #5: Medir, medir, medir.

El quinto paso en nuestro plan de marketing digital consiste básicamente en saber cómo realizar la medición de nuestras acciones y el retorno de inversión (ROI).
Es cierto que la medición no apasiona a mucha gente, pero si no mides, estarás malgastando el tiempo y el dinero.
Dicho esto, habrá que realizar informes mensualmente para hacer un seguimiento y comprobar si estamos cumpliendo nuestras expectativas. Sin embargo, antes debemos tener definidos los KPIs en nuestro plan de marketing digital.

Los indicadores claves de rendimiento o KPI son métricas que permiten conocer el rendimiento de cualquier estrategia y acción específica.
Para la medición de resultados o KPIs será recomendable hacer informes por cada estrategia, ya que su interpretación será más fácil y cómoda.
Vamos a suponer que deseamos hacer un informe para un Sitio web/ Blog.

En este informe deberíamos reflejar las siguientes métricas:

  • Sesiones totales.
  • Usuarios.
  • Número de páginas vistas únicas.
  • Páginas por sesión.
  • Número de conversiones (leads).
  • Fuentes de conversiones (leads).
  • Sesiones por:
  • Fuentes (orgánico, directo, social, referencial, email, otros).
  • Canales sociales (Facebook, Twitter, LinkedIn, etc).
  • Dispositivos (PC, móvil)
  • Campañas.
  • SEO

Para una estrategia de posicionamiento web es recomendable hacer un informe SEO con las siguientes métricas.

Tráfico orgánico

  • Sesiones y tiempo de permanencia (promedio) por tiempo de usuario (nuevos y recurrentes)
  • Sesiones por canales de tráfico y tiempo de permanencia.
  • Porcentaje de conversiones por canales de tráfico
  • Páginas más visitadas y tiempo de permanencia.
  • Sesiones orgánicas por palabras claves.
  • Conversiones por tráfico orgánico y pagado.
  • Páginas con mayor número de conversiones.

Redes sociales
A pesar de que las plataformas sociales ofrecen sus propias estadísticas, deberás crear tu informe personalizado con las métricas de cada red social.

Facebook

  • Número de fans
  • Alcance orgánico
  • Nivel de interacción
  • Acciones en la página
  • Clics en la llamada a la acción de la página
  • Clics en el sitio web
  • Índice de respuesta en Facebook Messenger
  • Tiempo de respuesta en Facebook Messenger.

Twitter

  • Número de seguidores
  • Visitas al perfil
  • Número de tweets
  • Número de menciones
  • Impresiones
  • Tweets con alcance al perfil

Instagram

  • Número de seguidores
  • Alcance de publicaciones
  • Número de impresiones
  • Visitas al perfil
  • Clics en el sitio web
  • Publicaciones más destacadas

Youtube

  • Tiempo de visualización
  • Duración media de las reproducciones
  • Porcentaje medio reproducido
  • Retención de la audiencia
  • Ubicaciones de reproducción
  • Fuentes de tráfico
  • Interacción de la audiencia
  • Número de suscriptores
  • Me gusta y no me gusta
  • Comentarios

Email Marketing
Si estamos realizando campañas de email marketing es fundamental incluir estas métricas:

  • Tasa de apertura
  • Tasa de click
  • Número total de aperturas
  • Número de clicks
  • Tasa de rebote
  • Cancelaciones
  • Reenviados
  • Demandas de abuso (spam)
  • Principales enlaces cliqueados
  • Principales ubicaciones

Conclusión

No importa si eres una pyme, micro pyme o freelance. Necesitas un plan de marketing digital si quieres tener presencia en Internet. Esto, puede parecerte una tarea aburrida, o simplemente no has nacido para hacerlo por ti mismo, por lo que, ponerlo en manos de profesionales debe convertirse en tu mejor opción, jamás olvides que invertir en ello, bien vale la pena.

Covid19: Una crisis que puede generarle oportunidades al Marketing digital

No hay duda de que todos estamos viviendo un momento sin precedentes, en cualquier parte del mundo donde nos encontremos. Estamos ante una realidad que jamás habíamos visto, y el impacto que esto proporciona a niveles emocionales, sociales, y por supuesto económicos es abrumador.
Ya hemos oído en muchas oportunidades que de las crisis pueden surgir buenas ideas y oportunidades, y aunque parezca trillado, este es un buen momento para caer en cuenta de que es cierto, y que, teniendo las herramientas necesarias, podemos encontrar la manera de reivindicarnos y salir adelante ante la adversidad.

Migrar a un nuevo ERP no es un problema, ¡es necesario!

Hoy en día, la gran mayoría de las empresas cuentan con un sistema ERP, que traduce: “sistema de planificación de recursos empresariales”. Estos programas se hacen cargo de las distintas operaciones internas, desde la producción a la distribución, e incluso en atención a los recursos humanos.
Estos sistemas suponen una gran inversión para las empresas y también un gran aumento en su productividad. Entre sus principales ventajas encontramos que:

– Permite la automatización de los procesos de la empresa.
– La Disponibilidad de toda la información en un solo lugar
– Integración de las distintas bases de datos en un solo programa
– Y no menos importante: ahorro de tiempo y costes.

Tras estos beneficios, ciertamente todas las empresas existentes en la actualidad necesitan este sistema, tanto las multinacionales, como las Pymes, para poder mejorar, automatizar y organizar sus procesos internos, y otros procesos claves de la compañía, como el marketing y las ventas.

Por qué migrar de un programa de gestión a otro

Intentar mantener nuestra empresa en pleno funcionamiento y desarrollo para que sea rentable en todo momento, a veces puede ser un tanto complicado. Todo tiene sus riesgos y dificultades, especialmente cuando pasamos de un programa a otro para mantenerlo todo en marcha; sin embargo, no podemos olvidar que a medida que la tecnología va creciendo a pasos agigantados, cuestiones como estas van dejando de ser un problema, para convertirse en una gran solución. Ahora, las pequeñas empresas están adquiriendo herramientas que antes solo estaban disponibles para grandes corporaciones, y el nivel de competitividad cada vez es más alto.

Migrar a un software ERP es una tendencia cada vez más popular por la variedad de beneficios que ofrece y de los cuales ya hemos mencionado algunos; sin embargo, para muchos este proceso puede generar preocupación ya que, efectivamente se trata de afrontar todo tipo de actualizaciones y no quedarse atrás.

¿Supone un riesgo la migración a un nuevo ERP?, realmente no. Mucho mayor es el problema de estar desactualizado, con un programa que no ofrezca soluciones rápidas ni nos dé la garantía de productividad que todos necesitamos.

¿Por qué hacerlo?

Para las empresas muy pequeñas o recién creadas, un sistema ERP puede parecer innecesario, pero si realmente se planea expandir el negocio, tarde o temprano necesitarás instalar un sistema ERP.
A medida que la empresa crece, también lo hace la carga de trabajo y la complejidad para el personal que lo gestiona de manera exponencial. No nos quedamos para siempre en el periodo inicial, cuyos sistemas gratuitos como el correo electrónico o Excel son suficientes. Frenar la productividad y no poder satisfacer la demanda de los clientes puede relentizar cualquier negocio en una etapa muy importante de su desarrollo.

Migrar a un software de gestión ERP ayuda a los pequeños y medianos negocios a consolidar las actividades comerciales en una aplicación totalmente integrada, simplificando los flujos de trabajo y aumentando la flexibilidad.

Las excusas para resistirse

Si indagamos más en porqué la migración a un nuevo ERP preocupa a muchos, o mejor aún, qué es lo que les preocupa, encontramos que:
Piensan que es muy costoso: si bien, este puede parecer un gasto excesivo para el negocio, hay que tener en cuenta que lo que este sistema busca, es precisamente mejorar la rentabilidad y ahorrar tiempo, que es lo mismo. La versión inicial termina siendo insignificante a todos los beneficios que esta tecnología puede ofrecer a una pequeña, mediana o gran empresa.
Creen que es solo para empresas grandes: Ya lo hemos dicho: el hecho de que una empresa esté comenzando o sea pequeña, no tiene nada que ver con la productividad que esta necesita y los beneficios del uso del ERP. Hay proveedores que adaptan este software a las pequeñas y medianas empresas y aseguran todas sus funcionalidades.

Si te parece que tu empresa es muy pequeña para esto, ¿crees que la forma de gestionar tu negocio es más que suficiente para atraer más clientes, introducir nuevos productos y abrirte a nuevos mercados? Es importante hacerse esta pregunta.

No cuentan con personal de tecnología: Un ERP puede ser implementado y mantenido en compañías que no cuentan directamente con un personal tecnológico. Esta, realmente no es una excusa valedera porque el sistema puede operar sin problema alguno con un proveedor ERP.

Los empleados no tienen tiempo para aprender: Los líderes de la vieja escuela están acostumbrados a ver a sus empleados saturados de trabajo, corriendo de un lado a otro con un montón de papeles mientras sus escritorios están llenos de notas adhesivas, y es obvio, que a este punto estén bastante ocupados como para aprender a usar un nuevo sistema.
Pero es importante tomar en cuenta que cuando se implementa un sistema ERP se libera al personal de todas aquellas tareas manuales, repetitivas y duplicadas que sin duda, absorben un montón de tiempo.

Gracias a la automatización que ofrece contar con un nuevo ERP los departamentos de ventas, finanzas, contabilidad y recursos humanos, pueden contar con todos los datos en un mismo sitio, las actividades diarias se automatizan reduciéndolas a un clic ahorrando tiempo, reduciendo retrasos y trabajo acumulado, y por supuesto, generando mayor productividad.

Adoptar la herramienta y hacer que sea más sencillo para todos los colaboradores que deben usarla diariamente, es muy fácil y seguro con el apoyo de un partner o consultor ERP que esté encargado de organizar la capacitación y hacerle seguimiento al sistema; además de aclarar cualquier duda y orientarles cada vez que sea necesario. ¿Lo mejor? La migración a un nuevo ERP se hace adaptándolo a la necesidad de cada empresa y sus objetivos.